Qué es la regla del 3, 6, 9, 12 para el uso de la tecnología en chicos

La propuesta sugiere el recorrido más eficaz para que las niñas y los niños se familiaricen con las pantallas digitales desde pequeños, sin correr riesgos para su salud. Su esencia es que se acerquen de manera gradual al mundo digital.

Qué es la regla del 3, 6, 9, 12 para el uso de la tecnología en chicosQué es la regla del 3, 6, 9, 12 para el uso de la tecnología en chicos.

La regla del 3, 6, 9, 12, creada por el psiquiatra francés Serge Tisseron, es una guía para las madres, padres y tutores sobre las edades adecuadas de los chicos para el uso de cada tecnología durante la infancia.

En un mundo donde las pantallas son parte de nuestras vidas y son compañeras omnipresentes, la crianza digital es uno de los desafíos más relevantes de la época. En este contexto, la regla surgió como una propuesta valiosa, con un marco flexible y adaptable para introducir el uso de dispositivos en la vida de los chicos, de manera gradual y responsable.

Esta propuesta se basa en la idea de que los niños necesitan diferentes experiencias a medida que crecen, y tiene como objetivo empoderar a los padres con herramientas y estrategias para navegar este nuevo territorio, para asegurar que sus hijos aprovechen al máximo las oportunidades que ofrece la tecnología sin perder de vista su desarrollo integral.

¿En qué consiste la regla del 3, 6, 9, 12?

Desarrollada por Serge Tisseron, Director de Investigaciones de la Universidad París Nanterre, y con el aval de la Asociación Francesa de Pediatría Ambulatoria (AFPA), la regla propone cuál es el recorrido más eficaz para que las niñas y los niños se familiaricen con las pantallas digitales desde pequeños, sin correr riesgos para su salud. Su esencia es que las niñas y los niños se acerquen gradualmente al mundo digital.

Los números 3, 6, 9 y 12 hacen referencia a las edades en que la regla recomienda el paso al siguiente nivel en el uso de las tecnologías por las niñas y niños.

Hasta los 3 años: nada de pantallas.

La exposición continua a las pantallas no permite que las niñas y niños se relacionen con su entorno con los cinco sentidos. El estado de quietud que las pantallas acarrean puede causar problemas de salud como la obesidad, impactar sobre el área del lenguaje y la memoria. Además, puede impedirles vivir experiencias fundamentales para comprender cómo funciona su entorno. Lo mejor en esta etapa es incentivar los juegos manuales que fomenten la creatividad y el buen desarrollo motriz.

Hasta los 6 años: nada de videojuegos o tablets.

Hasta llegar a los 6 años, las niñas y niños no deben tener interacción con los videojuegos, ya que el autocontrol no se ha terminado de desarrollar y las consolas provocan una adicción que los domina. A causa de este efecto negativo, se pueden negar a realizar otras actividades, a prestar atención a los recursos educativos e incluso, a interactuar con las otras personas. Lo mejor en esta etapa es continuar con el incentivo de la diversión manual para mejorar las capacidades cognitivas y sociales.

Hasta los 9 años: uso limitado de internet, siempre acompañados por una persona adulta, nunca solos.

Internet es un recurso útil para realizar tareas, encontrar nuevos aprendizajes y estimular la curiosidad. Sin embargo, antes de los 9 años aconsejan que las niñas y niños no estén solos en el mundo digital porque pueden encontrar contenidos nocivos e inapropiados. Al cumplir 9 años, las madres y los padres pueden acompañar a sus hijas e hijos mientras usan dispositivos y colocar controles parentales para que la navegación sea segura.

Hasta los 12 años: evitar acceso a las redes sociales o celulares propios.

El uso de internet debe seguir siendo supervisado por las madres y padres y fijarse controles horarios y alternar momentos de conexión con socialización. Asimismo, es la edad adecuada para enseñarles que en internet hay que actuar con cuidado, porque la información se vuelve pública. Es importante invitarlos a hablar sobre las cosas que ven y escuchan en las redes.

Desde los 12 años, pueden comenzar a construir una relación completa y privada en el mundo digital, ya que cuentan con ciertos aprendizajes que les permiten usar la computadora de una manera más autónoma.

Beneficios de la regla del 3, 6, 9, 12

Mejora el desarrollo físico y mental de los niños.
Reduce el riesgo de problemas de salud como la obesidad, la falta de sueño y la adicción a la tecnología.
Fortalece las relaciones entre los niños y los adultos.
Promueve el aprendizaje y la creatividad.

Consejos para aplicar la regla del 3, 6, 9, 12:

Establecé límites de tiempo claros para el uso de la tecnología.
Seleccioná contenido educativo y apropiado para la edad de su hijo.
Prestá atención a lo que consume tu hijo en las pantallas.
Ayudá a tu hijo a desarrollar hábitos saludables de uso de la tecnología.
Fomentá la actividad física y la interacción social.

Compruebe también

Desarrollaron un chip para darle visión de rayos X a los celulares

Desarrollaron un chip para darle visión de rayos X a los celulares

El invento podría usarse para detectar objetos ocultos dentro de cajas, sobres o detrás de …

Los 5 datos sobre Whee, la aplicación que TikTok lanzó silenciosamente para competir con Instagram

Los 5 datos sobre Whee, la aplicación que TikTok lanzó silenciosamente para competir con Instagram

La nueva plataforma de la firma china ByteDance ya está disponible para los dispositivos con …

Déjanos tu comentario