El dramático relato de una argentina que sobrevivió al terremoto en Marruecos

Vanesa Camaño explicó que los rescatistas aún «no pudieron llegar» a las zonas rurales más afectadas. El balance oficial subió a casi 2.500 muertos.

El dramático relato de una argentina que sobrevivió al terremoto en Marruecos

Los rescatistas aceleraron este domingo la búsqueda de posibles supervivientes atrapados bajo los escombros de las localidades arrasadas en Marruecos por el violento terremoto, que ya dejó casi 2.500 muertos.

«Lamentablemente, va a aumentar el número de muertos, porque hay lugares a los que no se pudo acceder todavía y hay muchísimos desaparecidos», señaló Vanesa Camaño, una argentina que vive hace cuatro años en Marruecos, en diálogo con los medios.

Explicó que las zonas más afectadas son comunas rurales que «están muy alejadas de los centros urbanos. A algunas la electricidad llegó hace pocos años y otras ni siquiera tienen, lo mismo que agua corriente. Las construcciones son de adobe», describió.

«Son de muy difícil acceso. Realmente se llega por burro, no se puede entrar con auto. Hay sitios a los que no pudieron llegar los rescatistas, entonces los mismos vecinos están sacando los cuerpos de los escombros y enterrando a los familiares», relató.

En este sentido, Vanesa destacó que la ayuda humanitaria para esas comunas se está organizando a través de «gente privada», ya sean ciudadanos marroquíes o extranjeros que residen en ese país. «Colectan víveres, cosas de primera necesidad, y se están llevando hacia los pueblos», contó.

Además, remarcó que «la mayoría de los argentinos está en Rabat, que no se vio afectada» y que «no hay extranjeros en esas zonas rurales». Añadió que en las aldeas más afectadas «se están instalando carpas, porque hay gente que tiene mucho miedo de volver a las casas, porque hay fisuras».

Vanesa vive en la región de Agadir, una zona turística a 260 kilómetros del epicentro. «Se sintió muy fuerte. Yo estaba acostada, pero mi perro me despertó 10 minutos antes del terremoto. Se movía la cama y las ventanas temblaban, se empezaron a sentir los gritos por todo el pueblo y a correr la gente», recordó.

«Es verano, estaban todos comiendo, todavía nadie se había acostado. En esta área donde vivo, como es turística, hay gente de otras zonas que viene y ha perdido contacto con familiares y amigos», sostuvo.

Compruebe también

Clima en Buenos Aires: el pronóstico del tiempo para hoy sábado 22 de junio

Clima en Buenos Aires: el pronóstico del tiempo para hoy sábado 22 de junio

Se viene un sábado bastante lluvioso y fresco para porteños y bonaerenses, aunque las condiciones …

Por una medida gremial, el próximo martes el servicio de trenes funcionará a baja velocidad

Por una medida gremial, el próximo martes el servicio de trenes funcionará a baja velocidad

El gremio cuestionó en un comunicado que los salarios han sido “licuados desde enero de …

Déjanos tu comentario