Inicio / DESTACADAS / Educación en tiempos de Coronavirus

Educación en tiempos de Coronavirus

Educación en tiempos de Coronavirus

Un día nos vimos obligados y obligadas, a permanecer en nuestras casas y a continuar las clases desde allí.
Sin una preparación previa.
Sin una charla que orientara cómo debíamos continuar o qué debíamos hacer.
Con un montón de dudas y muy poca información.
Con muchísimos interrogantes y sin ninguna certeza.
Pero siempre allí.
Siempre dispuestos y dispuestas a readaptar los contenidos y a reajustar nuestra planificación, porque si a algo estamos acostumbradas y acostumbrados las y los docentes es, a ser flexibles.
A frenar, reveer, reorganizar y volver a empezar.

Usamos el blog de la escuela?
Creamos un blog?
Armamos cadenas de mails?
Preparamos clases virtuales?
Subimos clases a You Tube?
Armamos cuadernillos y repartimos junto a los bolsones?
Organizamos aulas virtuales de apoyo?
Hacemos un video Institucional?
Enviamos videos por whatsaap explicando los contenidos?
Hacemos cadenas con las familias para enviar las propuestas?…

Y así, una y mil ideas fueron emanando para cubrir ese espacio tan necesario que es la escuela pero, que de ninguna manera se puede reemplazar, porque la escuela conlleva además un sinfín de interacciones necesarias para la construcción de los aprendizajes. Desde el vínculo con el profesor o la profesora, hasta las relaciones entre pares de un mismo grado, año, sala y, de distintas también.
Pero además, no podemos dejar de lado que, esta situación tan particular de educación, mal llamada a distancia, se generó como consecuencia de un escenario muy particular. Un escenario inesperado, impredecible y que genera desconcierto.
Que devenga de un marco que es, nada más ni nada menos, que el de una Pandemia.


Una emergencia sanitaria que no sólo obliga a no poder concurrir a clases normalmente en una institución destinada a tal fin, sino que también, obliga a permanecer en las casas aislados y aisladas de todo contacto social. De todo vínculo. De todo afecto.
Entonces, los maestros y las maestras, las seños, las profes y los profes, les docentes, necesitamos imaginar que todo va a estar bien, para continuar aquí y ahora con el proceso de enseñanza-aprendizaje. Un proceso que llevaba apenas dos semanas en el área inicial y primaria y, una en el ciclo medio.
Así entonces es que, separamos nuestras angustias, incertidumbres y temores, poniendo como siempre lo mejor de cada una y cada uno para sostener y acompañar a cada niño y niña, a cada pibe y piba, en este ciclo lectivo tan singular. Tan sin precedentes.
Y entonces nos preguntan: que si los contenidos van a poder ser aprobados con menor exigencia o que si tendremos que planificar dos años en uno al siguiente ciclo, o si tenemos alguna idea de cuándo estaremos regresando a clases.
Y la única certeza que tenemos les docentes hoy, en lo único que estamos pensando es que, al regresar, queremos encontrar ocupados los mismos bancos que dejamos vacíos aquel 16 de Marzo.


Por Laura Alejandra Blanco
Profesora de Educación Preescolar y Jardín Maternal.
Profesora de Enseñanza Primaria.
Profesora de Educación Primaria de Jóvenes Adolescentes y Adultos
Especialista Superior en Nuevas Tecnologías y Comunicación.
Especialista en Pedagogía y Educación en los Derechos Humanos

Compruebe también

Operativo de seguridad por el velatorio de Diego Armando Maradona

Operativo de seguridad por el velatorio de Diego Armando Maradona  La coordinación del velatorio de …

HISTORY RECUERDA A MARADONA CON EL ESPECIAL “EL BUENO, EL MALO Y EL DIEGO”

HISTORY RECUERDA A MARADONA CON EL ESPECIAL “EL BUENO, EL MALO Y EL DIEGO” Tras …

Déjanos tu comentario