Inicio / DD ARTÍCULOS / Desde exponer con un rotafolio y un crayón, hasta diplomarnos en habilidades blandas.

Desde exponer con un rotafolio y un crayón, hasta diplomarnos en habilidades blandas.

Desde exponer con un rotafolio y un crayón,
hasta diplomarnos en habilidades blandas.

Reinventarnos en cuarentena: claves y herramientas accesibles a la hora de innovar la
performance del líder.

Por Lic. Alicia Cybulka

La cuarentena nos brinda infinidad de opciones para el aprendizaje de las nuevas reglas del
mercado, como la de implementar las más variadas herramientas tecnológicas hasta haciendo
uso de ciertas -y no menos eficientes- herramientas milenarias usadas en la vieja era. Desde
que el mundo es mundo, nuestro foco es mirar a los consumidores y poder persuadirlos
respecto de nuestro producto o servicio. Sabemos que el cliente sigue siendo el rey, sin
embargo, el reinventarnos habiendo probado miles de recursos, podemos dar un toque en
cuanto a ajuste revisando algo tan simple como lo es nuestra creatividad como recurso, para
que el mismo cobre vida y nos abra nuevas puertas de conexión en un mundo hípercompetitivo.
Se trata de revisar cómo están nuestras habilidades blandas de manera que generen más
impacto en nuestras gestiones, frente a indecisos clientes en variados escenarios. Algo tan
simple puede ser llevarlo a la práctica con herramientas tan sencillas como la puesta en práctica
de la facilitación gráfica, haciendo que cada tramo de cambio en una empresa cuente mucho.
Reinventarnos no siempre es sinónimo de grandes despliegues e inversiones para lograr
encauzar una empresa, muchas veces el cambio comienza con pequeños pasos -pero firmes-,
para grandes y significativos resultados. Esto es, sin la tecnología que disponen las grandes
empresas, la pequeña empresa o pyme puede acceder a capacitar a sus equipos de trabajo con
herramientas tan sencillas como lo es un rotafolio y un crayón.
Aprender a generar soluciones ante los desafíos del exigente liderazgo y que cada una de sus
comunicaciones impacten en la organización rápidamente, no es tarea sencilla, muchas veces
solo se trata de aplicar la creatividad, pero si son inspirados y fomentados de la mano de
expertos en la materia, mucho mejor.
Los coaches Paulo Lasca y Adriana Sánches de “Narama”, ofrecen desde un tiempo largo, antes
de la cuarentena, soluciones específicas para mejorar el desempeño y desarrollar el potencial
de las personas en distintas organizaciones, con planes que ya antes de la cuarentena fueron
presenciales como on line, de un “Diplomado en Habilidades Blandas” para empresas a lo largo
del país y adaptables a la medida de las necesidades de las necesidades de las empresas.
Para gestionar una empresa ágil adaptada a los grandes cambios del momento, es preciso
contar con herramientas de comunicación y productividad que van desde:
– el aprender a comunicar con impacto nuestro producto o servicio,
– hacer realidad la productividad en la práctica,
– lograr la delegación y autonomía de la gestión, y
– que esa comunicación establezca el feedback y la colaboración que se necesita en la
organización tanto como la efectividad en reuniones como cualquier tipo de
comunicaciones.

Con Narama se puede cursar desde un “Diplomado en Habilidades Blandas” hasta
“Comunicación con Impacto” donde también se aprende la facilitación gráfica, una herramienta
tan efectiva como básica ahora en reputación por nuevas generaciones.
Un líder debe capacitarse constantemente y al mismo tiempo esto sea simple, efectivo y
aplicable a su propia realidad, aún estando en el interior de cualquier provincia. La cuestión es
en qué áreas hay que volver a estructurar ante los grandes cambios organizacionales que nos
ha posicionado el covid en el planeta entero y cuándo adoptar soluciones muy sencillas y al
alcance de cualquier profesional enfrentado a una crisis que exige ajustes en los caminos
críticos. Mientras las excusas con agendas atestadas de los líderes no lo permitían, ahora los
dispositivos permiten a CEO’s poder acceder a cuanto proyecto se les ocurra.
El gran desafío pasa primeramente con tomar consciencia, reconociendo el problema que
tenemos y aceptar el desafío que cada líder puede solucionarlo. Muchas veces exploramos el
conocimiento que tiene el equipo y no hay dudas de ello, la cuestión es diseñar soluciones en
conjunto para empezar a ver grandes resultados, sabiendo transmitirlo sin grietas y al alcance
de todos.
¿Qué son las habilidades blandas?
Las habilidades blandas son la puesta en práctica integrada de aptitudes, como también las
formas de relacionarnos con otros y con las situaciones que se nos presentan diariamente; son
diferentes y transversales a las habilidades duras, que se refieren al conocimiento académico y
se obtiene en el proceso formal de educación. Son habilidades de comunicación, relación y
posicionamiento frente a los demás y a las circunstancias de cualquier trabajo.
Las habilidades blandas nos permiten poner todo nuestro conocimiento y experiencia al servicio
de nuestros proyectos, sueños, profesiones y trabajos que realicemos a diario.
Una de las aplicaciones comunicacionales que también se aprende en este diplomado es: la
Comunicación con facilitación gráfica.
¿Dónde nos puede potenciar eso tan simple -como lo olvidado- de la facilitación gráfica?
Cuando antes había tres canales de televisión y dos tipos de pasta de dientes, la calidad del
producto o servicio podía vender por sí sola. Pero en una economía global atestada de millones
de competidores y donde la cuarentena ofrece gran cantidad de ofertas competitivas, la
elección de la calidad es solo el comienzo y un excelente punto de partida. Vender haciendo
docencia, persuadiendo al cliente con un crayón y un papel o pizarra es tan básico como crucial
para ciertos escenarios. ¿Usted, lo ha utilizado siempre? A la hora de convertir clientes hoy,
cada habilidad comunicacional cuenta.
Un ejecutivo podría hacerse estas preguntas:
Mi empresa no dispone de pizarra electrónica, ni me provee de elementos
tecnológicos, ¿acaso un emprendedor o empresario de una pyme en el medio de la
pampa argentina podría desarrollar un gran proyecto con poca inversión?
Es posible construir un escenario creativo, eficiente, atento y convincente -en donde incluso
necesitamos brindar conferencias o presentaciones a clientes de otros continentes-, con tan
solo dos objetos para transformar en la mejor expresión de venta de un producto o servicio sin
el despliegue de un arsenal tecnológico al que, a veces no accedemos.
¿Podemos ser grandes vendedores, oradores o líderes, tan solo con un rotafolio y un
crayón?
La más básica estrategia comprobada es una fórmula fácil de seguir con una guía práctica para
emprendedores, docentes, empresarios y para quienes no son celebridades o multinacionales y
deben hacerse notar y ganar mucho en un mundo cada vez más ruidoso y competitivo. Poder
transmitirlo a nuestros clientes llegando a su mirada más visual.

¡Vayamos a las bases!
Las aplicaciones son infinitas, pero está comprobado por los mismos participantes de
multiniveles, compañías internacionales como empresas familiares, que mayormente dominar
esta técnica aporta al interlocutor un aprendizaje y feedback altamente efectivo. Simplemente,
podemos organizar estratégicamente una reunión de equipo para lo que previamente
necesitamos activar nuestra creatividad sin descrédito a practicar poniendo a la vista de toda la
propuesta dibujando viñetas, flechas, íconos, emoticones. Es así como podemos trasladar a
nuestro público nuestro saber o nuestro proceso de transformación para la empresa más
visionaria post pandemia.
Muchas veces nos gusta tomar nota de alguna conferencia, charla o taller, pero luego nos
cuesta transmitirlo a los equipos. Ahora imaginemos que alguien lo hace por nosotros de una
manera clara, simple y muy visual, brindando un efecto "recordatorio" cada vez que lo
volvemos a ver y entonces, transmitimos la visión visualmente.
La facilitación gráfica reafirma en:
 Facilitación de conocimientos y actividades
 Mantiene a la audiencia conectada, la que no se dispersa
 Es económica: no necesita tecnología, ni electricidad
 Realiza conexión entre el expositor y escucha
 Es una propuesta fácil de seguir, no precisa audiencia de alto conocimiento académico
 Se trata de una estrategia comprobada, que remite al docente en las aulas
Capacitarnos hoy como líderes, de la mano de coaches en la optimización comunicacional como
en la misma visión y misión organizacional no es inalcanzable. Es cuestión de tomar una
decisión automática, para lograr el cambio que nuestra organización lo requiere, empezando
por nosotros mismos nb y cada uno de nuestros equipos.
Por eso, acceder a un “diplomado ejecutivo en habilidades blandas” es una buena elección a la
hora de buscar un entrenamiento que aplica a distintos contextos, tomando en cuenta
alternativas de modelos aplicables a cada necesidad, con distinciones específicas y válidas para
el día a día laboral de cada ejecutivo, pyme o proyecto lo requiera. Cursar esta capacitación, es
simplemente ajustar el aprendizaje a la medida y agenda del líder para pronto ver resultados
probados con una bocanada de aire necesarios para cualquier organización deseando
posicionarse ante los cambios.

Por Lic. Alicia Cybulka
Oratoria.alicia.cybulka@gmail.com

Compruebe también

Esta es la agenda Que Circule del Viernes 15/1

Esta es la agenda Que Circule del Viernes 15/1 • ACTIVIDAD DE HORACIO RODRÍGUEZ LARRETA. …

Esta es la agenda Que Circule del Jueves 14/1

Esta es la agenda Que Circule del Jueves 14/1 • BUSCAN A UNA ADOLESCENTE DESAPARECIDA …

Déjanos tu comentario