Inicio / INTERNACIONALES / Padres veganos mataron de hambre a su bebé de 18 meses por alimentarlo solo con frutas y verduras

Padres veganos mataron de hambre a su bebé de 18 meses por alimentarlo solo con frutas y verduras

Una pareja quedó bajo arresto después de que se confirmara que su bebé pesaba 7,7 kilos y tenía signos de malnutrición extrema.

Los O’Leary mataron de hambre a su hijo de 18 meses

Una pareja de Florida, en el sur de los Estados Unidos, fue acusada formalmente por la muerte de su hijo de 18 meses, quien estaba severamente desnutrido porque lo alimentaban solo con frutas y verduras crudas.

Ryan O’Leary, de 30 años, y su mujer Sheila, de 35, se identifican como veganos y por eso decidieron darle a sus hijos nada más que frutas y verduras crudas sin tener en cuenta que una dieta de origen vegetal puede ser diversa y completa en nutrientes.

El trágico resultado fue la muerte del hijo menor del matrimonio, que pesaba 7,7 kilos al momento en que falleció, informó el sitio 7 News. Esa marca es esperable en un infante de apenas siete meses.

Los O’Leary quedaron detenidos esta semana tras la publicación de los resultados de la autopsia, que fueron ordenados por un juez tras la muerte, ocurrida el 27 de septiembre.

Los forenses de Cape Coral, en Florida, descubrieron que el niño tenía los pies, piernas y las manos hinchadas, esteatosis hepática (hígado graso) y deshidratación, todos signos de desnutrición.

Sheila O’Leary llamó al 911 cuando encontró a su hijo frío y sin respirar, mientras su marido intentaba revivir al pequeño sin éxito. Los paramédicos declararon su muerte apenas llegaron.

Lo que también notaron -al igual que la policía, que se presentó en el domicilio de la familia- fue que los hijos de la pareja, de tres y cinco años, estaban pálidos, casi amarillentos, y que su peso era menor al esperable a su edad.

Uno de ellos tenía los dientes ennegrecidos. Una cuarta niña, hija solo de Sheila O’Leary, también se veía delgada pero tenía mejor aspecto porque pasaba algunas semanas al mes en la casa de su padre, donde comía una dieta más completa.

Sheila explicó que su hijo llevaba una semana sin comer sólidos: solo se alimentaba con su leche.

El día en que murió, ella le había dado de comer un minuto antes de quedarse dormida. La respiración del niño, explicó la mujer, era “superficial”.

La madre reconoció que debió haber llamado a un médico en ese momento, pero en vez se quedó dormida (con lo que no se descarta que ella y su marido también hayan estado mal nutridos y sin fuerzas).

La pareja se entregó a las autoridades tras la difusión del resultado de la autopsia y ahora están en la cárcel a la espera del juicio por homicidio agravado por negligencia.

Compruebe también

Tristeza por las imágenes de dos osos polares comiendo plástico por el hambre

Los ejemplares son jóvenes y estaban junto a un tercer plantígrado junto al río, pero …

Antes de la cumbre del Mercosur, Bolsonaro envió una señal de amistad a Fernández

Esta será una cumbre especial, ya que hay dos gobiernos que se terminan, el de …

Dejanos tu comentario